Contador de visitas:

3556797
Views Today : 49
Views Last 7 days : 600
Total views : 3562382
Your IP Address : 100.24.118.144

Revisión sobre los fundamentos teórico-prácticos del ángulo de fase y su valor pronóstico en la práctica clínica

– Autores:

María Molina Vega
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga. España.

José Manuel García Almeida
Hospital Quirónsalud, Málaga. España.

Isabel Vegas Aguilar
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga. España.

Araceli Muñoz Garachr
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga. España.

Ana María Gómez Pérez
Hospital Quirónsalud, Málaga. España.

Isabel Cornejo Pareja
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga. España.

Cristina Díaz Perdigones
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga. España.

Diego Bellido Guerrero
Complejo Hospitalario de Ferrol, A Coruña. España.

Resumen
La bioimpedancia eléctrica (BIA) es un método para la medida de la composición corporal basado en la capacidad del cuerpo humano para transmitir la corriente eléctrica, siendo por su bajo coste, su comodidad de uso y por ser poco invasivo el más extendido en la práctica clínica. La bioimpedancia eléctrica vectorial (BIVA) permite medir de forma directa la impedancia eléctrica (Z), determinada por la relación vectorial entre la resistencia (R), que representa el estado de hidratación, y la reactancia (Xc), que se relaciona con la integridad de las membranas celulares. El ángulo formado por ambos vectores es el ángulo de fase (AF), cuyo valor nos habla de la salud celular. La representación de estos parámetros en el Grafo RXc nos permite comparar, de manera gráfica, un valor individual del AF con los valores de referencia de la población con el fin de determinar la desviación en cuanto a la hidratación tisular y la masa celular, lo que facilita su interpretación. Dentro de la población sana, el AF varía de forma fisiológica en función del sexo (mayor en varones que en mujeres), de la edad (relación directa) y con el IMC (relación directa en valores más bajos e inversa en rango de obesidad importante). Múltiples trabajos han relacionado el valor del AF con el estado nutricional y el pronóstico en distintas patologías y situaciones clínicas (cáncer, paciente crítico y enfermedad hepática o renal crónica, entre otras), siendo en todas ellas los valores de AF menores indicativos de mayor morbimortalidad.

Palabras Clave
bioimpedancia eléctrica, ángulo de fase, salud celular, pronóstico, mortalidad

Abstract
Bioelectrical impedance analysis (BIA) is a method for estimating body composition based on the ability of the human body to transmit electrical current. It’s because of its low cost, facility of use and low invasiveness the most extended in clinical practice. Vectorial boimpedance (BIVA) allows a direct measurement of electric impedance (Z), determinated for the vectorial relationship between resistance (R), that represents tisular hydration, and reactance (Xc), that represents the integrity of cellular membranes. Phase angle (PA) is the angle formed between both vectors and it is an indicator of cellular health. Resistance-reactance graph (RXc graph) is a graphical representation of these parameters and allows the comparison of an individual PA value with reference population in order to determinate the deviation in tissue hydration and cell mass, facilitating the interpretation. In healthy population, PA has physiological variations depending on sex (it is higher in men than in women), age (direct relationship) and BMI (direct relationship but inverse in important obesity range). Many studies have related PA with nutritional status and prognosis in different diseases and clinical situations as cancer, critical patients and hepatic or renal chronic disease among others) being always a lower PA values an indicative of higher morbidity and mortality.

Key words
bioelectrical impedance, phase angle, cellular health, prognosis, mortality

Otros artículos de este número